Mi PRIMER Guardia (en el Hospital y en Cirugía)

Todo en esta vida son ciclos, ciclos que terminan para dar comienzo a otros nuevos, algunos ciclos quedan inconclusos para poderse retomar posteriormente en la vida. Lo único que en estos momentos viene a mi mente (después de lo vivido en mi primer guardia) es: ¿que será de mi, quien seré, como seré, dentro de un año después de mi internado? porque de lo que estoy seguro es que todo este año me cambiará.

Empezaré esto contándoles de mi último fin de semana de libertad. Todo pasó tan rápido, que solo recuerdo haber estado el sábado preparando la botana, ceviche y demás cosas para ponernos a ver el partido de la selección Mexicana, y después de eso ponernos a ver el Box en la noche. Mis tíos fueron avisados, y vinieron algunos, los que tenían que estar; así que la tarde y noche pasaron en un abrir y cerrar de ojos emocionados en el fut, y despues en el box; puros triunfos, así que todo parecía empezar bien. El domingo, el día del Padre (en México), se desarrolló de una forma muy extraña… lo que pasó fue que desperté a medio día cuando entró a mi cuarto mi hermana diciendo que ya nos íbamos a la laguna… yo no sabía ni que onda, solo recordaba que era el día del Padre pero ps no teníamos planes para ese día (Según yo). Total que terminé de despertar ya cuando íbamos en carretera rumbo a Santa María del Oro.

Aproveché para desayunar en una gasolinera, y en 40 min ya estábamos abajo, en la laguna…

Nos fuimos a conocer el Santa María Resort, que está ahí mismo en la laguna… comimos, nos bañamos y disfrutamos todo el día del lugar.

 

 

Y bueno, ese fue mi fin de semana. Mi último fin de semana de libertad.

Llegó la semana tan esperada, la del curso de “inducción al internado”… el día Lunes ya les conté lo que pasó, como empezó todo y así… así que me brincaré ese día (para verlo solo vean el calendario de publicaciones y vayan al Lunes 20 de Junio 2011.

Me iré ahora directo al Martes 21, que desde ese día no escribía nada pues andaba super ocupado… bueno, El Martes… mi segundo día de curso, y mi primer día a guardia. O sea que llegué al hospital a las 9:00 hrs y estuve ahí hasta el día miércoles a las 15:00 hrs… 30 horas seguidas sin dormir en el hospital. Pero les contaré todo, poco a poco y con lujo de detalles…

Se llegó el Martes, entonces… me levanto y me voy entusiasmado al hospital… al llegar, todos con la plática de los que iban a hacer su primer guardia ese mismo día… estábamos en la mira… nos preguntaban todo tipo de cosas: ¿están listos?, ¿están nerviosos?, ¿que creen que pase?, ¿creen que puedan dormir?, ¿saben con quienes se dirigirán?, ¿no les da miedo?, etc, etc, etc, etc, todo tipo de preguntas que más que ayudarnos, nos ponían cada vez más nerviosos.

Estando en el curso, frases de aliento como “muchachos, es que hasta el día de ayer ustedes eran muy felices” eran dichas por los doctores que nos iban impartiendo los temas. Otra muy importante y que me dejó reflexionando, fue la de “tienen que exigirse a ustedes mismos, no exigir”, la frase la dijeron refiriéndose a que muchas veces la relación enfermera-interno no es muy buena, y cuando no es buena, siempre es porque el interno exige a las enfermeras muchas cosas (o viceversa) el punto de reflexión es ese, que el internado es una etapa de exigencias y no tenemos porqué deslindarlas hacia otras personas. Todo se trata de mi esfuerzo, las ganas que yo le eche, las ganas que tengo de aprender, de absorber todo lo que vea, de pedir ayuda, preguntar mis dudas, hacer, hacer, hacer, hacer, y hacer una y otra vez las cosas, pues ES EL ÚNICO AÑO DE PRÁCTICA, es nuestro año, es el año. Así que bueno, con estos pensamientos terminé mi segundo día de curso a las 14:00 hrs del día martes.

Rapidísimo me salí con mi novia del Aula Magna pues solo teníamos 2 hrs para regresar frescos, comidos, y entusiasmados a checar nuestra primer entrada al hospital. Nos fuimos a comer a su casa y yo creo que han sido las 2 hrs más rápidas que han pasado en toda mi vida porque solo puedo recordar haber andado apurándome en el hospital para salir a comer, y lo siguiente es la imagen de estar entrando de nuevo al hospital.

Total que llegamos a checar nuestra entrada, nos encontramos a nuestro otro compañero de Guardia y aprovechamos a tomarnos una foto entrando a nuestro primero día de trabajo… y pues ahí vamos para adentro entusiasmados, desconocedores de lo que se aproximaba, y de lo que iba a suceder…

Subimos poco a poco cada uno de los escalones hacia el 3° piso… alegres, felices, con nuestras miradas frescas, llenas de vida y ganas de trabajar y aprender… ok… modifico la parte de las escaleras… ya se que no me iban a creer de todas formas, así que la verdad es que nos subimos al elevador… XD… bueno en fin, seguiré donde me quedé… llegamos saludando a todo mundo en el servicio de cirugía mientras caminábamos hacia el final del pasillo pasando donde está el área donde viviremos los próximos 2 meses y a un lado el “cuarto de internos”… las enfermeras nos vieron raro… los pacientes también… y nosotros sonrientes saludando a cuanto paciente veíamos en busca de los internos viejos pues era la tan esperada “Guardia de Enlace” donde ellos nos transmitirían sus tips, consejos y forma de trabajar en el hospital, y toda su experiencia adquirida en los 365 años que ellos estuvieron viviendo (literalmente) en el hospital…

Y “VIVA MÉXICO CABRONES”… no estaban los internos (¬__¬)!!

A los únicos que vimos fueron a nuestros otros compañeros del servicio de “Traumatología y Ortopedia” que están en el mismo piso de Cirugía… así que fuimos a saludarlos, y nos percatamos de que ellos si tenían ahí a sus internos viejos y el residente.

Total que no entendí la razón, pero resultó que ahí estaban en el mismo piso (pero ocupados haciendo unas cosas) los internos de la otra guardia de Cirugía, de la guardia B (creo), pero a ellos no les tocaba atendernos… con pena y esperando desprecio, fuimos hacia con ellos a presentarnos y pedir asesoramiento en lo que llegaba la guardia A vieja… su respuesta fue “No les diremos nada porque a nosotros no nos toca, esperen a su guardia… al rato llegan”. Después de esta respuesta, no imagino la cara que nos vieron, tal vez de desesperanza, o tal vez de regañados, pero lo siguiente fue que poco a poco empezamos a hablar con ellos y terminaron por portarse muy buena onda y nos explicaron como se maneja el hospital, las notas, etc, etc, aunque a ellos verdaderamente no les tocaba darnos esas explicaciones… Fueron muy útiles sus consejos, como tratar a las enfermeras, el humor de cada una de ellas, el trato hacia los residentes también y los acuerdos que hay entre internos y residentes, etc, etc, etc. Nos dieron varios consejos sobre la relación médico-paciente, que en lo personal solo reforzó lo que ya traigo inculcado por mis padres doctores. Y nos explicaron (aunque ya lo habíamos hecho antes) la colocación de sondas nasogástricas, de foley en hombres y mujeres, y la toma de muestras de sangre para estudios de laboratorio y gasometrías arteriales.

Pasaron varias horas cuando por fin nos enseñaron el “cuarto de internos”, que es el lugar que tenemos designado para descansar en nuestros tiempos libres (si es que existen). Vimos las tan reconfortables literas (son solo 2) que nos repartimos tan ecuánimamente entre los 2 residentes y 6 internos. Hablando de las literas, solo diré que ya me imagino como se pondrá el ambiente ahí dentro de un tiempo cuando ya andemos todos desvelados, mal comidos, agotados, y cansados tanto mental como físicamente y que tengamos que ganar el lugar para dormir… porque las 2 camas de abajo son para los residentes, una cama para cada residente… y las 2 de arriba son para los 6 internos, o sea, 1 cama individual para 3 internos. Así que literalmente tenemos que luchar entre nosotros para ver quien se acuesta ahí. Bueno, ya veremos como nos acomodamos. Estando aquí, lo único bueno que tenemos es la vista a la calle, que nos recordará que algún día tuvimos vida y que andábamos en nuestros autos de un lado para otro en la ciudad.

En el transcurso de la tarde, y en lo que se hacía de noche pusimos y cambiamos un par de sondas foley y nasogástricas (eey si, pusimos… como la mosca XD), estábamos tratando de adaptar lo más pronto posible al ambiente hospitalario.

 

La primer paciente, una ancianita de casi 80 años… muy deteriorada… y en muy mal estado nutricio… su familiar acompañándola… desde que llegas, y como estudiante de medicina al ver todos los monitores conectados, el aspecto del paciente, la textura de su piel, su mirada como perdida, el saber que te escucha pero no te responde… lo único que obtienes de respuesta es una mirada… una mirada, como ya dije “como perdida”, que lo único que te trasmite es temor, temor a lo desconocido y a no saber que pasa con su cuerpo enfermo… en fin… las palabras a su familiar fueron “estamos haciendo todo lo posible”… lo que le queda es interpretar y digerir. Le colocamos su sonda foley, nos retirarnos deseándole suerte y descanso.

Muchos pacientes pudimos ver, pero entre los más destacados de la guardia, estuvo esta otra señora, también mayor de edad pero menor que la anterior mencionada, con diabetes y recién amputada de una extremidad inferior (tarde o temprano esto es normal en los diabéticos), la herida no quiere cicatrizar y ya se le comienza a infectar. Y nos pudimos dar cuenta de ese tan suigéneris olor que ya nos había tocado disfrutar de una “herida infectada”… el riquísimo y suculento olor a piel, carne y músculo infectados con la consiguiente formación de pus… mmmm… estos son momentos para recordar a la hora de la comida, justo cuando estás por morder tu tan esperada hamburguesa especial con doble carne y queso asadero derretido. Yummi…. es mágica esa experiencia de recordar a tus pacientes mientras comes… y todos los líquidos corporales y sus olores…

Otro paciente más… es este señor, de mediana edad, diabético también, quien está esperando una cirugía para amputarle una extremidad  inferior debido a unas úlceras que tenía, que se hizo lo posible por curarlas, pero fue imposible por su diabetes. Entonces lo que sigue es la amputación. El señor esperando su cirugía mientras le llegan estas dolorosas pulsaciones en su pierna, que son debidas a su tan dañada vascularidad por la diabetes. El dolor fue lo que me quedó grabado del paciente, el hecho de pensar en un dolor que no te deje conciliar el sueño, su cara de sufrimiento, y las constantes bajadas de nuestra parte (porque este paciente está en otro piso del hospital) a revisarlo e indicarle más medicamento. Más tarde en la noche, sus estudios de rutina (química sanguínea, electrolitos, biometría hemática y tiempos de coagulación) y a mi me tocó sacarle sangre… pobrecito, porque después de haberle quitado el dolor de su pierna (que por cierto nos agradeció mucho porque le pudimos quitar el dolor), tuvo que enfrentar las consecuencias de mis manos inexpertas y una jeringa XD pero bueno, ¿tengo que practicar, no? XD al final y después de un par de intentos fallidos, pedí ayuda a los internos viejos.

Como a eso de las 20:00 hrs del mismo Martes, por fin llegaron las desaparecidas internas… bueno, no andaban desaparecidas, una estaba en consulta de cirugía y otra en quirófano… pero nosotros ya teníamos 4 horas en el hospital para cuando ellas llegaron… total que ahí va de nuevo la explicación de como funciona el hospital por su parte… y nos ayudaron un rato con algunos pacientes, algunas notas, etc, etc para posteriormente volverse a desaparecer como a eso de las 21:30 hrs con el argumento de “vamos a cenar, ahorita regresamos”.

Para eso, y antes de que ellas se fueran… me llamaron a quirófano… entré a mi primer cirugía siendo interno… no pensé que fuera a ser algo diferente… pero ¡oh sorpresa! cuando llego y la Cirujana me dice “lávate! que me vas a ayudar”… entonces las palpitaciones se dejaron venir, la adrenalina y todo pues lo que ustedes ya habrán experimentado en alguna ocasión de sus vidas. Total que me hice el “lavado quirúrgico de manos”, me vistieron y pues, como suelo decir: ¡A darle!. Fue una amigdalectomía (le quitamos las amigdalas, bueno, la cirujana pues jeje) y pues me pusieron a limpiar la sangre… (¬__¬) wooow… si… WOOOW… (¬__¬)!! pero bueno, yo creí que iba a hacer más… lo más que he hecho en una cirugía es ayudar a suturar la herida, así que imaginé que como ya era FORMALMENTE UN INTERNO DE PREGRADO DE MEDICINA, me dejarían cerrar la herida completamente, o tal vez… no se… otra cosa diferente a limpiar la sangre… pero bueno, igual de importante fue mi trabajo de quitar la sangre porque de lo contrario la cirujana no podría ver lo que estaba operando :D … así que bueno, así pasó mi primer cirugía, en menos de 1 hr ya estaba de nuevo libre… de quirófano, pero volví a subir a piso (¬_¬).

Y bueno, como ya no quiero cansarlos con tanta lectura, trataré de ser más breve para finalizar esto.

La noche pasó… las internas llegaron de cenar casi a las 02:00 hrs del día Miércoles… una se fue directamente a dormir, la otra nos acompañó otros 40 minutos aproximadamente, para posteriormente abandonarnos ahí en el servicio de cirugía.

Pasamos la noche haciendo historias clínicas (algunas pocas, porque la verdad somos super lentísimos ahorita que nos estamos acomplando), notas de ingreso y de prealta, y cuando por fin creíamos que estábamos como agarrando el rítmo del trabajo no faltaba la enfermera gritando “IIINTEEEEEERNOOOOOOOOOOOOOO DEE CIRUUUUGÍAAAAAAAA” y pues ¡a darle! a lo que fuera… y a donde fuera… porque lo que no les he contado es que el Servicio de Cirugía está formalmente en el 3° piso del Hospital, pero tiene pacientes regados por todos lados, en los 4 pisos del hospital, así que durante la noche tenemos que estar yendo y viniendo constantemente a todos los pisos del hospital para ver si hay algún ingreso nuevo al servicio de cirugía y a estar monitoreando a los pacientes de cirugía que están en los otros pisos. Lo bueno que ahí tenemos a las enfermeras, que la verdad también se la parten bonito en el trabajo toda la madrugada, son las que nos avisan cuando un paciente necesita del médico y nos mandan llamar.

No diré cosas que no son… la verdad es que la guardia fue tormentosa, agotadora, desesperante, desalentadora, pero al mismo tiempo emocionante, llena de adrenalina, y de experiencias nuevas.

A las 06:00 hrs del Miércoles por fin todo se calmó… nos asomamos al cuarto de internos para ver si había chanza de acomodarnos por ahí… y tristemente vimos el cuarto lleno, bultos blancos tirados hasta en el piso (es la verdad) durmiendo plácidamente… ya no había más espacio. Agotados fuimos pues a sentarnos a una banca para ver si podíamos descansar, con la esperanza de poder dormir. Mi compañera de guardia (y novia) pudo dormir 15-20 minutos, yo la estaba cuidando de no caérse de la silla… y justo cuando pensé “bueno, creo que no se va a caer, me dormiré un rato”… escucho la puerta del cuarto de internos… salen las internas que supuestamente debieron acompañarnos toda la noche… recién bañaditas y dormidas… nos ven… y nos dicen “hola chicos, ¿como va el trabajo?”… así que no quedó de otra más que levantarnos de nuestra cómoda banca, y explicarles lo que faltaba por hacer. Cuando ya nos dijeron que ellas terminaban el trabajo, que nos fuéramos al cuarto de internos, ya eran las 06:30 hrs… legamos al cuarto, y bueno, lamentablemente ya todos estaban levantándose, despertando, y agarrando sus cosas para empezar un nuevo día de trabajo….

No pudimos descansar… solo nos sentamos… hablamos un rato con las recién despiertas internas de “trauma y ortopedia”, comentamos nuestra guardia tormentosa… en eso llegó mi otro compañero de guardia de quirófano con su cara de cansancio a más no poder… platicamos otro rato, y nos dimos a la idea de que definitivamente no íbamos a dormir, de que definitivamente nuestra vida se había terminado… y que definitivamente debimos hacerle caso a los consejos de nuestros padres cuando nos decían que si estábamos seguros de estudiar medicina, que porqué no estudiar algo menos matado.

 

Por fin fuimos a checar nuestra salida, a las 07:00 hrs del Miércoles, checamos a esta hora la salida porque a las  09:00 hrs tenemos el 3° día del Curso de “inducción al internado” en el Aula Magna del IMSS. Así que los que viven cerca tenían 2 hrs para ir a desayunar, bañarse y regresarse al hospital… como mi novia vive ahí cerca, eso hicimos.

A las 09:00 hrs estábamos de nuevo en el hospital, checando la entrada al curso.

Lo peor fue que empezó hasta 1 hr después, tarde, debido a “problemas técnicos”… yo sinceramente no recuerdo de que estaban hablando en el curso… cada que parpadeaba era una lucha constante para no dejar los ojos cerrados… lo que estaba haciendo no era “cabecear” sino hagan de cuenta que era uno de esos juguetitos que van de un lado para otro, me quedé dormido (literalmente) en varias ocasiones sentado ahí tratando de escuchar, me despertaba asustado sabiendo que me había quedado dormido, tenía temor de que se dieran cuenta que me estaba durmiendo…

Como a eso de las 11:40 hrs del Miércoles, vi mi oportunidad de escape… dijeron que los que aún no tramitaban el seguro (que es importante) tenían permiso para irse… así que agarré mis cositas, y me fui… pero no fui a tramitar el seguro, me fui a mi casa, a dormir. El seguro tendrá que esperar, todavía tengo Jueves y Viernes para hacerlo, lo más importante en ese momento era ir a dormir. No había nada más en mi mente, que la imagen de mi cama, en mi cuarto, en mi casa… esa cama que muchas veces desprecié por estar sentado en mi escritorio perdiendo el tiempo frente a la computadora… pero que ahora no había cosa más importante y querida en el mundo que mi cama.

Llevé a mi novia en taxi a su casa… luego me regresé a la mía… llegué como a las 12:30… cerré cortinas (que previamente había preparado para que mi cuarto quedara en obscuridad total), y a dormir… me aventé 9 hrs dormido…

Cuando desperté, mi papá ya estaba casi esperándome para ir por el Chevy que había quedado descargado de la batería ahí atrás del IMSS por un descuido mío. Fuimos, lo cargamos, lo encendimos, y nos lo trajimos a casa… Terminamos de ver el partido de la Selección Mexicana, otro triunfo más! me puse a comer-cenar como a eso de las 22:00 hrs y después subí de nuevo a mi cuarto a empezar a contarles de mi primer guardia.

Jueves, otra vez a las 09:00 hrs tengo que estar en el 4° día del Curso de “Inducción al Internado”… nos tocará ver a los compañeros que se quedaron de guardia de Miércoles a Jueves… ya veremos como les fue a los pobres (les prometo una foto de sus caras de cansancio). Y pues, mañana Viernes de nuevo me toca quedarme de guardia. Se repetirá el sufrimiento y cansancio que les acabo de contar. Así que deseenme éxito y fuerzas para aguantar.

Termino esta entrada con una frase dicha por un doctor del IMSS:

“Prepárense, porque el Viernes… a las 7 am… ustedes son Amos y Señores de este Hospital”

ME DESPIDO.
Ya solo me quedan 122 guardias.
Sigan recomendando el Blog.

Publicado en Experiencias, Comentarios y Vivencias | 14 comentarios

Mañana mi Primer Guardia

Bueno… para los compañeros médicos, residentes, internos y preinternos… todo este post se resume en lo siguiente:

me tocó la Guardia A: en Cirugía.

Para todos los demás lectores, déjenme les digo que decir Guardia A, significa que soy el primero en ir al hospital, soy el primero en quedarme una noche en el hospital. Soy el primero de todos en sentir ese estrés de decir “no se ni madres”, “¿que voy a hacer?”, “¿como se hacían las notas?”, etc, etc, etc. No tengo miedo… digamos que estoy petrificado (O_O)!!

Y lo de decir Cirugía, solo significa que aparte de ser de la Guardia A, me tocó CASUALMENTE y por obra de quien sea que tenga el poder absoluto en este mundo, uno de los servicios que tienen fama de ser los más difíciles y pesados en todo el hospital. Si, me tocó el área de cirugía. Así que pues a repasar anatomía: huesos, músculos, vasos sanguíneos, nervios, etc, etc, etc…

 

Espero que todo lo estudiado estos 4 años de Medicina esté por ahí en un rincón de mi cerebro… muy escondido… esperando para salir… esperando que alguien me haga una pregunta para que automáticamente salga la respuesta correcta… ESPERO… porque ahorita por más y más que busco y desenmaraño mi cerebro para ver si recuerdo algo, nada más no se donde quedó todo eso.

Y bueno, no me queda más que decirles que ahí los espero en cirugía, a todos y cada uno de ustedes, si se les ofrece algo me encontrarán los próximos 2 meses en el área de cirugía, en el HGZ #1 del IMSS de Tepic, Nayarit.

Publicado en Experiencias, Comentarios y Vivencias | 3 comentarios

¡9 hrs para ir por primera vez como MIP al IMSS!

Pues aquí con los nervios de que ya mañana nos presentaremos al “Curso de Inducción al Internado de Pregrado” en el Hospital General de Zona #1 del IMSS. Más que un “curso” nos dirán a que tenemos derecho como internos (que son casi nulos, y entre ellos está el derecho a No Morirnos), y también nos dirán todas nuestras obligaciones y cómo es que se tiene que hacer el trabajo; en esto último supongo es en lo que se pasarán casi los 3 días del Curso.

Será en el “Aula Magna” de la Institución, y mañana mismo debemos entregar toda la papelería requerida, en donde por cierto nos hacen firmar un papel donde aceptamos que si morimos no es su responsabilidad y que fue nuestra decisión estar ahí….. naaa es broma. Los papeles que nos piden están acá arriba ↑ (abajito de la imagen principal del blog) en la pestaña que dice “MIP en IMSS”.

Y bueno, pues yo con todo y nervios, regaños y decepciones estoy casi listo para empezar esto… ya compré las cosas que creo necesitaré (según consejos de algunos que ya fueron internos), ya ♪tengo un smartphone♫ para jugar♪… No, ya en serio, es herramienta de trabajo… me ayudará a hacer más rápido mi trabajo, y mantenerme despierto y actualizando el blog.

Y pues estoy arreglando mi vida, y mis asuntos personales y privados como si fuera a ausentarme de vacaciones o algo así. Ya hasta le dije a mi familia que lo más probable es que no me vean en los convivios familiares tan seguido, como antes :’( .

Regresando al tema del “Curso”… segúramente también nos presentarán a todos a quienes debemos obedecer y traerles las cocas, tortas, tamales, tacos y cigarros… los “jefes” de cada servicio.

Muy probablemente nos hablen de bioética, medicina legal, el reglamento de internos, manejo de los RPBI (residuos peligrosos biológicos infecciosos), y sobre todo del EXPEDIENTE CLÍNICO. Sinceramente son temas interesantes, espero que quienes vayan a darlos sepan dar los temas y no nos duerman.

Lo que si espero es que nos enseñen en donde están todas las cosas del hospital, a quien acudir si se nos presenta una urgencia (como que se nos mueran un paciente… naaa tranquilos es broma XD… bueno… ni tanto XD) y cosas de esas. Pfff es que hay tantas preguntas, tantas cosas ocultas, espero que mañana ya todo quede más claro. Ya mañana les estaré platicando como me fue en el primer día de dicho curso, y si es que en verdad nos sirve de algo asistir o es mero compromiso.

Gracias por leer, y que pasen buena noche.
Recomienda el Blog.

Publicado en Experiencias, Comentarios y Vivencias | 2 comentarios

Estudio Experimental sobre el Internado de Pregrado

ANTECEDENTES :

Este estudio fue realizado durante los 365 días de esclavitud por el cual todo medico debe pasar: el Internado (lease: Infiernado).

El internado de pregrado es un eterno abuso de periodos prolongados de ayuno, de interminables guardias, de trabajos forzados, de privacion del sueño y de constante aplanamiento del ego y la moral. Este abuso lo cursan unicamente los medicos internos de pregrado (MIP) que se definen como entes que se desplazan por inercia en los pasillos del hospital dejando un olor fetido caracteristico postguardia, (se pueden identificar con la triada patognomonica de inyeccion conjuntintival, halitosis y priapismo) cuya principal funcion consiste en realizar toda aquella tarea sucia, degradante, tediosa y administrativa.

Generalmente estos MIP estan a cargo otra poblacion sui generis llamada “Residente”. El residente se define como todo aquel ser no necesariamente humano cuya labor primordial (ademas de iatrogenizar lo menos posible) es poder relegar toda tarea al MIP con el fin de mantener intacto su ciclo sueño-vigilia.

MARCO DE REFERENCIA :

En la literatura se han descrito diferentes metodos para reconocer especies similares a los MIP con tolerancia sobrehumana al maltrato constante. Algunas de las especies historicamente reportadas a su semejanza son las mulas de carga y los esclavos.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA :

¿Que caracteristicas fisico-quimico-biologicas posee el MIP para desarrollar resistencia, funcionalidad y tolerancia al medio hospitalario?

JUSTIFICACION :

Es preciso demostrar que el MIP es una poblacion indispensable para el bienestar biopsicosocial de toda institucion hospitalaria.

OBJETIVO :

El presente estudio pretende dar a conocer las diferentes caracteristicas y atributos que hacen al MIP un ser sui generis.

HIPÓTESIS :

Si el MIP es capaz de sobrevivir al internado, podra entonces funcionar adecuadamente en cualquier medio considerado incompatible con la vida.

DISEÑO :

Es un estudio deivo, abierto, observacional, experimental, prospectivo y longitudinal. MATERIAL Y

METODO :

El universo de estudio consiste en un grupo de MIP´S asignados a un hospital “X” en Mexico, (aunque este estudio creemos puede ser reproducido en cualquier hospital del mundo) Divididos aleatoriamente en guardias A, B y C (en algunos casos solamente A y B).

CRITERIOS DE SELECCION :

A. Criterios de inclusion :

  • Sujetos mayores de 22 años.
  • Cualquier sexo.
  • Atuendo de color blanco obligatorio.
  • Sujetos sin ataduras familiares y/o sentimentales.
  • Poseer y portar como mínimo: plumas de todos colores, lapices, corrector en todas las presentaciones existentes, ligadura, vacutainer y/o jeringa, sondas de todo tipo y calibres, pegamento, tijeras, solicitudes de todos los estudios de laboratorio y gabinete, papel carbón, computadora.. y en su defecto en hospitales de la SSA: maquina de escribir, gasas, tela adhesiva, micropore, jeringas, guantes, cubre bocas, isodine, termometro, estetoscopio, esfigmomanometro, estuche de diagnostico, refrescos y cigarros para el residente y/o adscrito, tubos y medios de cultivo.
  • Disposición para: sacar muestras, llevar comodos, instrumentar cirugias, llevar piezas a patología, traer los tacos, refrescos, cigarros, periodico y demas antojos de sus superiores, cumplir cualquier orden, capricho o enmienda asignada, asistir a los traslados y en su tiempo libre aprender medicina.

B. Criterios de exclusion :

  • Sujetos normales.
  • Sujetos con cualquier tipo de vida social.
  • Sujetos sin tolerancia a los bajos niveles jerarquicos.
  • Sujetos con baja tolerancia a la frustracion.
  • Sujetos con deseos de ganar mas de $1 a la quincena.

C. Criterios de eliminacion :

  • Falta de adaptacion al medio.
  • Muerte no relacionada con el experimento o por lo menos no comprobable.

DESARROLLO:

El estudio se realizo al analizar las reacciones de los sujetos en diferentes grados ante las siguientes situaciones:

“Prestame a tu interno”, “pediatra a la toco”, “echando a perder se aprende”, “sacale BH, QS, Tiempos, ES, PFH y EGO con sonda”, “baja al paciente al Rx porque el camillero esta comiendo”, “instrumenta la colecistectomia laparoscopica”, culti valo a todos los niveles”, “esta taquicardico, tomale un ECG”, signos vitales cada 15 minutos”, ” y a mi que?”, “revisalo de entrada por >>salida toda la noche”, “¿donde andabas?”, “no, no tienes chance de ir a >>comer”, “si no te apuras, seguro y no acabas”, “muestra coagulada, repitela”, “no te le despegues”, “en 10 minutos me buscas para ver pendientes”, “cuando me dijiste?”, “no hay”, “para mañana a mas tardar”, “te vas, hasta que termines”, “ya le hiciste la historia cli nica?”, “pide la interconsulta a cirugia, no importa que se enojen”, tienes guardia de castigo”, “no has terminado?”,”encuentra al residente”, “sabes o no sabes??”,”pero si es muy facil!”, “no te pasa nada, en serio”, llenale el certificado”, “acabando las notas te metes a quirofano”, “nada es gratis en esta vida”, “tres curaciones al di a”, “tenias fin de semana libre?”… etc, etcetera.

Los grados se establecieron de acuerdo a los siguientes criterios :

  • GI: Ligera reaccion adrenergica, con sensacion de vaciamiento gastrico, diaforesis, taquicardia, palpitaciones, pirosis, respuesta externa aparente con desarrollo adecuado de la tarea solicitada.
  • GII: GI mas contraccion de la musculatura facial, y pensamientos agresivos.
  • GIII: GII mas repulsion a la poblacion residente y pseudodesarrollo de la tarea.
  • GIV: Liberacion incontrolable de catecolaminas y otros neurotrasmisores, incapacidad para desarrollar cualquier tarea fuera de las funciones basicas vitales y labilidad emocional.

RESULTADOS PRELIMINARES :

Se espera que el 100% de los MIP haya desarrollado aptitudes y capacidades indispensables para el desarrollo posterior de sus vidas como profesionales. Y que a pesar de todo lo antes mencionado, opinen que el año de internado es uno de los mejores años de su vida.P.D.: Cualquier similitud con la vida real es pura coincidencia .

NOTA: SI TU NO ESTUDIAS MEDICINA Y NO ENTENDISTE ALGUNAS COSAS, NO TE PREOCUPES (SIMPLEMENTE ES UNA PEQUEÑA MUESTRA DEL LENGUAJE MEDICO) SOLO BASTA CON QUE SEPAS QUE LA PREPARACION DE LOS MEDICOS NO ES NADA FACIL, ASI ES DE QUE SI TIENES A UN AMIGO(A) QUE ESTUDIE MEDICINA PUEDES PREGUNTARLE TODAS TUS DUDAS……..Y ALGO MUY PERO MUY IMPORTANTE: ¡¡¡¡¡¡ COMPRENDELO!!!!!!! Y DALE UN ABRAZO (de seguro lo necesita).

Publicado en Reflexiones | 2 comentarios

¿Porqué Amo Ser Doctor?

Porque dormir más es vivir menos.

Porque vaya a donde vaya, solo veo virus, bacterias y parásitos (que NO son lo mismo…).

Porque he aprendido a mirar a las personas de otra manera.

Porque tengo un plus por responsable.

Porque soy masoquista y me gusta que los enfermos y sus familiares me falten al respeto.

Porque me gusta desayunar cuando los demás comen, comer cuando cenan y cenar mientras duermen.

Porque puedo comer hasta lo impensable y no me hará daño.

Porque necesitaba saber cuánto café puedo soportar, cuánto tiempo puedo aguantar sin comer, dormir, tomar agua, evacuar y orinar.

Porque es maravilloso que las personas te vean como un ser sobrenatural que no tiene necesidades básicas y es sorprendente que no crean que las tienes aunque lo digas explícitamente.

Porque me encanta que los domingos a la hora de la comida familiar me pregunten qué se toman para cierta molestia que lleva meses y hasta ahora que me ven se acuerdan.

Porque nadie sabrá nunca en que turno trabajas por más que intentes explicar tu calendario de turnos.

Porque tus éxitos serán atribuidos al avance de la ciencia y la tecnología o a Dios, pero tus fracasos siempre te pertenecerán sólamente a tí.

Porque es interesante ir de vacaciones cuando nadie más puede… y es más interesante estar trabajando cuando todos los demás están de vacaciones.

Porque tus ojos brillaran de una forma diferente cuando veas las venas de tus amigos y pienses: ahí entraría un punzocat del 18 sin problemas; o el cuello para ver si puedes ponerle un catéter, o checas la espalda de tus hermanos para ver si podrías bloquearlo.

Porque la sensación de sacar a alguien de un paro cardiorrespiratorio aporta mas adrenalina que el bongie.

Porque se de enfermedades que no salen ni en “ER”, “Dr. House”, “Anatomía de Grey” ni en “Expedientes Secretos X”…

Porque sabes que estos programas donde los médicos hacen todo, desde recibir al paciente, hacerle los exámenes, radiografías, ponerle una venoclisis y pedir 20 estudios cuyos resultados llegan en minutos, son FALSOS!!!

Porque es un reto increible explicarle a tu paciente lo que tiene durante una consulta, cuando a tí te tomó años entenderlo.

Porque soy inmune a todos los mitos y creencias populares que tanto aterrorizan a mis pacientes.

Porque me niego a comprar todos los productos para ponerme en forma que me venden a las 4 de la mañana, mientras me como un bocadillo rico en calorias.

Porque no me imagino la vida sin saber qué es lo que contiene mi cuerpo y cómo funciona.

Porque he sacado cosas insospechadas de agujeros insospechados.

Porque la mejor adivinanza es tratar de saber qué medicamentos toma tu paciente en base a las características de la caja, el tamaño y color de la tableta o la letra que hay grabada en ella.

Porque los pacientes me lo agradecerán algunas veces, pero yo siempre me sentiré satisfecho, aunque sólo algunos recuerden mi nombre.

Porque el hospital es mejor que un Big Brother, una aventuras en África o una granja de famosos… la vida en él es un collage de aventuras increibles, historias hilarentes y tragedias impensables.

Porque ver el amanecer mientras cenas es algo maravilloso.

Porque es todo un reto abrir tú solo un paquete estéril.

Porque la falta de recursos para ejercer mi profesión aumenta mi creatividad.

Porque se que lo que no se arregla con tela adhesiva, no tiene solución.

Porque quieres experimentar por ti mismo que se siente al tener 25 enfermos a tu cargo.

Porque cuando entras al turno a las 7 am, nadie sabe lo que te deparará el resto del día y la noche, algunas veces no sabes siquiera cuándo terminará…

Porque voy a tener suministro de muestras médicas, consultas con amigos especialistas y condones gratis toda mi vida.

Porque mis amigos y familiares se acercan a mi y me llaman a casa con frecuencia, aunque sea sólo para preguntarme que es lo que pueden tomar y casi nunca si ya comí o cómo me siento.

Porque es un reto pensar a quién puedes hablar cuando tú estás enfermo.

Porque puedes ir al trabajo en pijama y quedarte con ella todo el día.

Por decidir en un volado en qué inviertes tus 20 minutos libres, comer o dormir???

Porque para quienes creemos en un Ser Superior, tenemos el privilegio que EL ha podido guiar tus manos en algun momento dificil, verte directamente a los ojos cuando atendiste tu primer parto y comprendiste el milagro de la vida o cuando acompañaste a alguien a morir y sentiste su despedida y el dolor de su gente.

Porque la mejor paga no esta en tu tarjetón de pago, sino en la mejoría de tu paciente.

Porque aún cuando tu tratamiento no resulte como esperabas, siempre te quedará la satisfacción de haber hecho todo lo que estaba a tu alcance.

Porque sabes lo que es no tener vida social y… no importa, tu vida social esta dentro de un hospital, donde conoces amigos diferentes en cada servicio y por qué no? tal vez al gran amor de tu vida…

Porque la plática jamas se terminará en un hospital.

Porque para ti los días buenos y malos han cambiado: un día bueno es cuando no se te ha muerto nadie y has podido ingresar 13 pacientes sin que nadie salga herido, no has comido, pero lo has hecho bien; un día malo es cuando todo lo que has atendido son catarros, diarreas y constipaciones, ningún caso extraordinario…

Porque te encanta ver cómo, tras los grandes esfuerzos que realizas para que algo esté en su sitio (una sonda, un catéter, un parche, etc), el paciente siempre va a hacer aquello que le has dicho explícitamente que no haga.

Por lo sorprendente que es ver que la comida favorita de tu paciente es justo la que más daño le hace.

Porque solamente puedes aprender a vivir cuando has visto la muerte de cerca y cuando ves como la gente buena se muere y la gente mala se salva, cómo la muerte no discrimina.

PORQUE VALEMOS MUCHO MAS DE LO QUE PIENSAN Y HACEMOS MUCHO MAS DE LO QUE IMAGINAN

Publicado en Reflexiones | Deja un comentario

Guia para tener éxito en el internado

¿Que pasa por la mente de un estudiante de 4to año de Medicina, que está por entrar al internado? Primero, nos ponemos a pensar en lo rápido que ha pasado la carrera, que apenas hace un par de meses todavía estábamos desayunando tranquilamente con Doña Lencha o Doña Paquita sin preocuparnos, y que ahora, así nada más, en un par de pestañadas ya estamos graduados y a punto de entrar a la etapa más difícil. Y otra cosa que pensamos es la cuestión del promedio, nos preocupa el promedio que tenemos, cosa que casi nadie hizo durante todos estos años. Durante los últimos 4 años aprendimos medicina en el salón de clases, los laboratorios, la biblioteca, Don Hugo, así como en el piso de nuestra habitación, y hasta en el baño. Durante este lapso, que muchos pasamos de noche, otros tal vez pasamos el tiempo observando, preguntando antecedentes y practicando exámenes físicos en las unidades de medicina familiar y hospitales. Sin embargo, hasta ahora nuestra presencia en dichos lugares ha sido en gran medida superflua; pero todo está por cambiar, ya que finalmente practicaremos medicina y formaremos ahora una parte integral de un equipo organizado, y recibiremos además responsabilidades reales. Y si, tendremos nuestros propios pacientes.

De modo que es necesario relajarse.

La transición del ambiente controlado del salón de clases al internado dinámico, y con frecuencia caótico, será uno de los periodos más estimulantes de nuestro adiestramiento. El propósito de los siguientes consejos es hacer que la transición a las rondas sea lo menos difícil y menos tensa posible, proporcionando ayuda para familiarizarnos con las operaciones internas de cada unidad y los problemas ocultos que muchos estudiantes enfrentan. Algunos de los errores comunes que cometemos los estudiantes cuando llegamos al internado en los hospitales incluyen:

  • No comprender las responsabilidades y expectativas que se relacionan con la rotación.
  • No buscar retroalimentación en el momento adecuado.
  • No utilizar referencias de bolsillo ni textos clínicos adecuados.
  • No saber qué estudiar en los tiempos libres.
  • No saber cómo trabajar en equipo.
  • Organización y ejecución ineficientes del trabajo cotidiano.
  • Preparación insuficiente para las presentaciones orales en las rondas.
  • No saber cómo coordinar las responsabilidades personales y las familiares.
  • Programar las rotaciones importantes muy temprano o demasiado tarde.

Hay más que decir… pero mañana continúo con algunos “tips” importantes… o tal vez con algunos tutoriales… mmmh tutoriales, buena idea, mañana armo algo bueno y lo publico.

Sigan recomendando el Blog, se aproxima lo bueno.

Publicado en Consejos y Tips | 1 Comentario

MIP: el comienzo

Dependiendo del lado donde me sitúe, en 5 días comienza o termina mi vida.

Adoptaré este nuevo estilo de vida, el estilo de vida del MIP:

  • Estudiar/practicar
  • Comer
  • Dormir

Parece no haber diferencia en el estilo de vida normal de un estudiante de primaria, secundaria, preparatoria, e incluso universidad. La diferencia está en los porcentajes que ocuparán al día estas actividades:

  • Estudiar/practicar: 83%
  • Comer: 4%
  • Dormir: 13%

Mi vida, como la conozco hasta este momento, terminará. Algo nuevo se acerca, y solo espero que no sea tan terrorífico como muchos lo cuentan. Preparado me siento, estos últimos años no me han pasado de noche. Primer paciente dicen que nunca se olvida, esperemos que no sea una experiencia traumática ¿que se les ocurre que será?

Mientras pienso en todo esto, inicio este proyecto que pretende documentar mi vida durante los 365 días próximos a partir del 1 de Julio. ¿podré lograrlo?

CuartoA

Lo ideal es comenzar este proyecto desde el comienzo (vaya, que comentario tan más inteligente ¿no?) que al mismo tiempo podría ser bien mencionado como el final… lo llamaremos el comienzo del final… y eso vendría siendo el último día de clases, el último examen (debo las fotos). Para pasarnos al evento que marcaba la inevitable culminación de nuestros estudios, la famosa “Quema de Batas”.

A punto de comenzar la quema de batas

Quemando mi bata, o lo que quedaba de ella...Andry quemando su bataCarolina Herrera quemando su bata

El mismo día, la cerveceada… que mejor forma de apagar ese fuego generado por tanta bata blanca que con un buen baño de cerveza. Solo recuerdo haber llegado, me bautizaron en cerveza, comencé con un budlight, luego una modelo light, y poco a poco y sin darme cuenta otra, y otra, y otra, e inevitablemente perdí los recuerdos de ese día…

Lucy Jefa bañada en cerveza

Aún más cerca del final, y ahora si con una sensación de vacío en el estómago… se llegó el día de nuestra graduación… Junio 10, 2011. Ahora si, la escuela se estaba despidiendo de nosotros… no más aulas escolares, de ahora en adelante y a partir de hoy todo el aprendizaje será en el hospital.

Nuestra Generación 2007-2011

graduación

Una foto muy a la “grabación de película pirata en el cine”graduación 2En misa… agradeciendo que ¡¡POR FIN NOS GRADUAMOS!!

En misa

Y la causa de todos nuestros traumas y frustraciones, la “Selección de Plazas para el Internado de Pregrado de Medicina”. La tensión de no saber que elegir, o tener una idea pero al escuchar opiniones todo se tornaba confuso, otros con deseos frustrados queriendo una institución que era imposible elegir por el lugar en el que se encontraban en la lista de promedios, unos más con diarrea por el nerviosismo… pero a pesar del retraso de 1.5 horas la selección comenzó, los pormenores fueron dados, las plazas entregadas a selección poco a poco, y por fin el evento pasó rapidísimo.

Pareja en elección de plaza

Los pleitos ocasionados, las frustraciones, los disgustos, los comentarios, los promedios cambiantes de último minuto… todo ha pasado al olvido, ya nada se puede hacer. Las plazas ya quedaron definidas. En hora buena compañeros, a Darle!

Juntar papelería requerida para entregar el próximo jueves o viernes. Hacer las compras necesarias del material médico y de papelería que voy a necesitar. En fin… días difíciles se aproximan antes de comenzar el internado.

Me despido por el momento.
Recomienden en blog.

Publicado en Experiencias, Comentarios y Vivencias | 6 comentarios